SEGURIDAD ONLINE Y SENTIDO COMÚN

por Jalber

Llevaba tiempo con la idea de escribir algo respecto al tema de la Seguridad Online, que por otro lado nos llevaría aquí probablemente tocar todos los temas en profundidad, y quizás sea el momento más idóneo justo cuando los más jóvenes de la casa, los niños, acaban de recibir de los Reyes Magos los tan preciado dispositivos, y ante ellos el reto de enfrentarse al mundo sin llegar a meter la pata muy al fondo.

Intentaré hacer una breve cronología de los hechos que más han clamado al cielo de “tecnologías nuevas no perfectamente controladas”, para luego intentar sacar alguna conclusión al respecto, con algunos consejos para ellos y para los padres.

Bien entendido que me estoy refiriendo tan solo a la Seguridad Online de cara a nuestros hijos y jóvenes, y no a los mayores en temas de transacciones y navegación general en la red, tema éste que ya trataré más adelante, seguramente más de una vez.

 

MSN Messenger

lrcfree / Pixabay

El WhatsApp de la época, en el estallido de la era internet.

Peligros: no se puede uno poner a hablar con cualquiera que se te ponga al otro lado sin saber si efectivamente es “chico, 15 años, estudiante, …..”, es decir, sin saber quien es, y francamente con el MSN Messenger (y todos los IRC Chats que vinieron antes) poco ó nada se sabía del interlocutor. Otro efecto colateral fue que los jóvenes empezaron a malescribir, con los consiguientes problemas de lenguaje.

 

Cámaras (webcams)

Luego en el mismo Messenger (y programa similares) llegaron las cámaras, que recuerdo que cuando ya en Mac OS X (iChat) se veía con gran calidad la gente seguía adiviando los movimientos del interlocutor en el Messenger, y se veía horrible. Aún así, el peligro era claro y la gente empezó a cometer las primeras imprudencias.

Peligros:

  1. Las cámaras ya en aquel momento, ahora con mucha más razón, permitiín al interlocutor grabar todo aquello que le mostrábamos.
  2. Vemos al interlocutor al estar en frente de la cámara pero no apreciamos si hay más gente junto al ordenador ó dispositivo, pues podría estar quedando por fuera del rango de visión de la cámara.

 

Teléfonos móviles (Voz)

cabashito / Pixabay

En el simple terreno de la Voz el mero hecho de los moviles siempre ha comportado ciertos “peligros”.

Peligros:

  1. Si hablamos alto podrían estar escuchándonos en la mesa de al lado
  2. Al hablar con otro persona podría ocurrir que ésta tenga el altavoz ó manos libres activado, y entonces sí es verdad que todo el que quiera se va a enterar de lo que estoy diciendo, y uno sin saberlo.
  3. Por si fuera poco ya hace tiempo que los telefónos móviles (smartphones) combinan ya todo: telefonía, internet y cámaras.

Todo lo comentado en móviles es aplicable a tablets casi.

 

Telefónos móviles (SMS y WhatsApp)

En cuanto a los SMS y a los WhatsApps los peligros también parecen evidentes.

Peligros:

  • Todo lo que queda escrito se puede volver a enseñar a una tercera persona
    • Enseñando el teléfono a otro
    • Mostrando una instantánea (snapshot) del mensaje
  • En el caso del WhatsApp la cosa es aún peor: cualquier conversación se puede enviar COMPLETA por email con gran facilidad, por lo que habría que tener mucho cuidado con lo que se escribe.
    • Al respecto podría comentar que aplicaciones más serias y cuidadas como el WhatsApp, que han salido posteriormente, no han conseguido la fama que éste, por lo que seguiremos metiendo la pata a diestra y siniestra.

Correos electrónicos

guilaine / Pixabay

En el ambiente empresarial sobretodo hace mucho tiempo que se cuida este aspecto, y es que lo que queda escrito ahí queda.

Peligros:

  1.  Lo mismo que con SMS, WhatsApp … todo lo escrito ahí queda, y no vale “borrar” el email, pues siempre queda una copia en los servidores, SIEMPRE.
  2. Se pueden reenviar con gran facilidad a terceras personas, con lo que el escarnio es mayor aún; quedamos en evidencia con gran facilidad.

 

REDES SOCIALES

geralt / Pixabay

Las Redes Sociales son parte inherente de nuestra vida en la actualidad pero conllevan GRANDES PELIGROS, que atajados a tiempo no pasa nada, pero que su uso nos debería llevar a usar el SENTIDO COMÚN desde un principio y “no dejarlo para el final”, pues al final YA ES TARDE.

PELIGROS:

  1. Todo lo escrito, como en todo el Mundo Digital, queda ahí para siempre, ó al menos para un buen período de tiempo.
  2. Todo el material que compartimos lo regalamos, y además, que es peor, cae en manos de mucha gente, quizás algunas de ellas de dudosas seriedad ¿para qué arriesgarse?
    1. La pregunta que siempre habría que hacerse al respecto es la de siempre: ¿me gustaría que esa foto ó vídeo lo viera el vecino de al lado? ¿me importaría?
  3. La fiebre de “compartirlo todo” les viene bien a muchas empresas pero ¿nos viene bien a nosotros? ¿ganamos algo con ello?

 

HUELLA DIGITAL

Manuchi / Pixabay

Los que ya tenemos una edad pues se puede entender que “podríamos ir escapando” (aunque años nos quedan) hasta la jubilación, pero los jóvenes deben pensar que a la hora de empezar su trayectoria laboral, que además sabemos que va a ser angosta y difícil, la huella digital que vayan dejando en internet (y por ende en muchos servidores en el mundo) les puede jugar una mala pasada, pues los “perfiles” que vayan dejando en las diferentes páginas (redes sociales sobretodo), y todo lo que escribamos por aquí, por no decir nuestros vídeos y fotos … van dejando una impronta muy difícil de borrar, y que nos puede jugar una mala pasada en el futuro. ¿Quien no se arrepiente de alguna acción de juventud?

 

CONCLUSIONES / CONSEJOS

geralt / Pixabay

La conclusión básica a implementar siempre a nivel online es usar el sentido común, y por nombrar algunas reglas básicas:

  • No escribir nada que no me importe que no se pueda borrar, pues NO SE PUEDE BORRAR.
  • No enviar fotos ó vídeos que no se puedan mostrar al vecino de al lado, pues difícilmente van a desaparecer.
  • No mostrar en cámara lo que no enseñaría en la playa (y yo diría que preferiblemente mucho menos)
  • Especialmente en el WhatsApp: no olvidar que todo lo que escribo lo puedo enviar luego por email sin mayores problemas.

 

Espero en estos días escribir un post sobre cómo poder controlar las páginas web y servicios a los que nuestros hijos acceden online, aunque cada día la cosa se pone más difícil pues raro es el chaval que no dispone de 2-3 medios para acceder a la red, aunque medios hay …..

Te invito a que hagas una búsqueda específica sobre tu nombre en Google. Vas al buscador y tecleas (con las comillas también): “Tu nombre completo” y miras lo que retorna. Por ej: “Pepe Pérez Pérez” (repito, con las comillas).

 

Si te gusta este artículo, ó el próximo que escriba, que presumo va a ser más interesante aún, no dudes en COMPARTIR. Esto sí que merece la pena compartir; al menos son CONSEJOS.

 

¡Pongámoslos en práctica!

 

En estos días, repito, publicaré un tutorial sobre algunos servicios online que nos ayudarán a controlar el contenido al que se puede acceder en internet en nuestra red local, por ejemplo.

 

Protected by Copyscape

Puede que también te guste

Deja un Comentario

Positive SSL